SOBRE RED INTERNACIONAL DECOLONIAL-DIN

Red Decolonial Internacional

Historia

grosfoguel1En sus frecuentes viajes a diferentes países de Europa para dar conferencias sobre el pensamiento decolonial, Ramón Grosfoguel, profesor de la Universidad de California en Berkeley, se percató que organizaciones e individuos de diferentes países europeos estaban trabajando en los mismos temas sin saber de la existencia del otro. Decidió crear un espacio donde académicos y activistas pudieran conocerse entre sí, organizando en el año 2012 una primera conferencia bajo el nombre «Europa Decolonial» la cual fue celebrada en Madrid.

De esta reunión se estableció un contacto regular entre el Centro de Estudios e Investigación de Diálogos Globales de Barcelona (España), la Comisión Islámica de Derechos Humanos (IHRC- Reino Unido), el Instituto de Investigaciones Científicas (Holanda) y el Partido de los Indígenas de la República (PIR- Francia), así como contactos no regulares con otras redes e individuos.

La segunda reunión celebrada en Barcelona en 2013 pasó de la fase inicial de conocerse a la necesidad de establecer una comunicación regular a través de un boletín y un sitio web. Este objetivo no se logró principalmente porque la organización de la red aún no estaba clara. ¿Es una red de individuos o una red de organizaciones?

La tercera reunión en 2014 fue celebrada en Ámsterdam donde se estableció la red como una red de organizaciones con algunos proyectos comunes (Día de Conmemoración del Genocidio, Conferencia sobre Islamofobia). Académicos e individuos se animaron a unirse y crear organizaciones. Mientras tanto, la cooperación entre las organizaciones se materializó mediante el intercambio de información, experiencias en la lucha social y la educación (cursos, conferencias).

La cuarta reunión celebrada en París durante el 2015 reforzó la cooperación y se hizo una distinción entre institutos productores de conocimiento como Diálogos Globales y el Instituto Internacional de Investigación Científica (IISR), organizaciones de activistas como el Partido de los Indígenas de la República en Francia (PIR) y organizaciones en defensa de los derechos humanos como la Comisión Islámica de Derechos Humanos en el Reino Unido (IHRC). Diálogos Globales organiza Escuelas de Verano en Granada, Barcelona y México y el Instituto Internacional de Investigación Científica (IISR) organizó una Escuela de Verano en Ámsterdam. A finales de 2015, las escuelas de verano de Ámsterdam y Barcelona se fusionaron en una escuela de verano que se celebra en Barcelona.

La quinta reunión celebrada en Londres en 2016 asumió el reto de articular una base teórica más firme de la red para el trabajo que se ha venido realizando. Se hizo evidente que no estamos construyendo un movimiento, sino un espacio para desarrollar movimientos decoloniales. No hay una organización centralmente dirigida, sino una red donde cada participante determina lo que quiere contribuir a crear y mantener el espacio.

En 2016, la red cambió su nombre de Europa Decolonial a Red Internacional Decolonial. En la era de Internet los movimientos sociales en Europa desarrollan relaciones con organizaciones fuera de Europa.

Un concepto decolonial de organización

Vanguardia y retaguardia

Durante mucho tiempo el concepto leninista del partido de vanguardia fue un modelo para la organización de la izquierda. Ramón Grosfoguel explica: “El partido de vanguardia parte de un programa a priori enlatado que, por ser caracterizado como “científico”, se autodefine como “verdadero”. De esta premisa se sigue una política misionera de predicación para convencer y reclutar a las masas hacia la verdad del programa del partido de vanguardia”.

El movimiento zapatista en Chiapas México desarrolló un concepto diferente. Grosfoguel argumenta: “Muy diferente de esto es la política post-mesiánica de los zapatistas, que parte de “hacer preguntas y escuchar” y en la que el movimiento de “retaguardia” se convierte en vehículo para un diálogo crítico y transmoderno el cual es epistémicamente diverso, y como resultado, decolonial”.

La implicación para la red es que partimos de la premisa de que no hay una manera de descolonizar la sociedad y todos pueden contribuir: el instituto que produce conocimiento, la organización de derechos humanos como la IHRC, movimientos políticos como el PIR, etc. Por tanto, la red no promueve sólo un modelo de organización, sino que reconoce la diversidad de las organizaciones decoloniales.

Afiliación por cooptación

La red funciona según el principio de no predicar a los demás lo que deben hacer, sino haciendo preguntas y escuchando mientras caminan. No tenemos un programa articulado sobre la base de la cual organizamos a la gente, sino que facilitamos a otros su desarrollo a través de compartir experiencias en la lucha y desarrollando vínculos entre la organización. Las organizaciones participantes están trayendo algo al espacio que creamos y sacamos de él lo que es útil para ellos. La práctica nos ha enseñado que esta forma de organización fortalece los lazos entre movimientos porque se basa únicamente en lo que habla a la mente y al corazón de los participantes, quienes están motivados por el análisis de decolonizar el conocimiento, el poder y la mente.

La afiliación se organiza sobre la base de la cooptación. Una organización que quiere convertirse en miembro, se comunica con uno de los miembros existentes de la red o con el coordinador. La red cuenta con un coordinador – Sandew Hira: sandew.hira@iisr.nl- que está disponible para conversar, comentar y aconsejar.

Partiendo de la conversación, el miembro o coordinador puede decidir recomendar a la nueva organización que forme parte de la red. Todavía tenemos un largo camino por recorrer y aprender, por lo que la mejor manera es organizarnos. A veces sólo comenzando con el trabajo y utilizando nuestra inteligencia e intuición es lo suficiente para construir los mecanismos adecuados para desarrollar la red.

Sin liderazgo, sólo participantes y facilitadores

La red no tiene ningún mecanismo para un liderazgo electo. Cuatro organizaciones se han comprometido para facilitar la red, poniendo a disposición recursos para la reunión anual y la comunicación entre los miembros. No hay cuotas de afiliación. Cada organización construye su propia infraestructura y decide lo que quiere contribuir a construir la red, lo que quieren compartir con otros miembros y qué tipo de proyectos quieren desarrollar con otros miembros. No construimos un movimiento dirigido centralmente, sino un espacio para que los movimientos florezcan. Ni le pedimos a los miembros, ni les damos nada. El espacio les permite beneficiarse de la infraestructura creada y mantenida por los miembros: educación, campañas, proyectos, etc.

La organización que asume la responsabilidad de organizar la reunión anual es responsable de la logística y la infraestructura. Los miembros que asisten a la conferencia anual son responsables de sus propios gastos de viaje y alojamiento.

Financiación

La red no es una ONG, ni es subvencionada por los gobiernos. Depende totalmente de las donaciones de simpatizantes.

La cuenta bancaria de la red es: Instituto Internacional de Investigación Científica NL35 RABO 0103 0575 60